miércoles, 1 de diciembre de 2010

Jornada de Confraternización de las Hermandades del Zaidín

Uno de los proyectos de la Comisión del XXV Aniversario era el fomento de las relaciones institucionales y personales entre las cuatro hermandades que comparten el barrio del Zaidín como escenario de su vida evangélica y labor social. Las cuatro hermandades de penitencia zaidineras pueden presumir desde hace muchos años de sus muy estrechos vínculos y sus verdaderas intenciones fraternales. Si mediante las Eucaristías Solemnes de los terceros domingos de mes, las Hermandades visitaban (y aún resta una por hacerlo) la Iglesia Parroquial de San Miguel Arcángel para manifestar junto a la hermandad convocante su pública protestación de fe, había que buscar un espacio para el asueto, la fluidez de la conversación y por supuesto, animar a la interrelación y al debate entre los hermanos de las cuatro hermandades, por lo que esta Comisión tuvo la idea de celebrar en las dependencias parroquiales un almuerzo de confraternización. 
Las inclemencias meteorológicas no fueron obstáculo para el desarrollo de lo previsto, y la inestimable ayuda del Cuerpo de Camareras de la Hermandad, todo un gesto a tener en cuenta, artífices sus miembros de los platos del almuerzo. 

La presencia en torno a las 14:30 horas de los hermanos fue inmediata. Más de una treintena de cuantos forman parte de la nómina de la Hermandad de Resurrección y Triunfo acudieron en calidad de anfitriones y con el ánimo de intercambiar con las otras hermandades vecinas, desde los puntos de vista propios acerca de la más reciente actualidad cofrade, al propio trasiego cofrade que supone la personalidad de estar adscritos al barrio zaidinero. 

La Hermandad de Salesianos dio todo un ejemplo de estrechas, buenas y amigables relaciones, con una presencia desbordante de sus hermanos, y muy especialmente de su Grupo Joven. Algo que desde la Comisión agradecemos. 

En todo caso, alrededor de 70 personas departieron durante el almuerzo y en la sobremesa. Los hermanos mayores de Trabajo y Luz, Redención y Salud y claro está, de la hermandad convocante de Resurrección y Triunfo, acercaron criterios y aprovecharon para mirar hacia atrás en el tiempo. Con la efemérides del XXV Aniversario de Resurrección, se cierra el periodo de festejos de las hermandades zaidineras que han cumplido el primer cuarto de siglo, y es buen momento para que la experiencia del pasado repercuta en el futuro. Por desgracia, la Hermandad de la Lanzada, no pudo acudir. Nadie de los hermanos del Parque Lagos. A pesar de que este acto de confraternización fue publicado el 3 de septiembre,  con casi tres meses de antelación, las otras hermandades nos vimos privadas de una oportunidad única para demostrar la calidez y calidad de nuestro buen trato común. Confiemos en que otra vez será. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada